sábado, 5 de septiembre de 2015

Culminó el Mundial de Optimist en Polonia y la Argentina subió dos veces al podio


En un campeonato signado por la falta de viento, la jornada final no podría haber terminado de una manera distinta. Luego de mucho esperar que Eolo se hiciera presente fue necesario cancelar todas las regatas y pasar directamente a la entrega de premios. 

El más exultante era el pequeño esloveño Rok Verderber que conseguía así el primer título para su país. Un poco más decepcionados quedaron el resto de los 276 competidores que confiaban poder mejorar su posición en este último día de regatas. Entre ellos el argentino Dante Cittadini que se quedó a escasos 2 puntos de subirse al tercer escalón del podio y se tuvo que conformar con un destacadísimo 4to puesto en la general.  Lucas Videla tampoco podía ocultar su decepción por no haber tenido la chance de mejorar, ya que terminó en el puesto 14º pero también tenía muchos competidores por delante y hasta el propio podio a menos de 28 puntos, que en una flota de 69 barcos son muy factibles de remontar. Un poco más atrás quedó el resto de la delegación argentina, que también quería sacarse el sabor amargo de la anterior jornada donde no les había ido del todo bien. en las regatas de flota (recordemos que por equipos llegaron a la semifinal). De este modo Juan Ignacio Queirel quedó en el puesto 51º, Matías Warenycia en el 55º y Ramiro Cosentino en el 56º.


La Argentina ya tenía un podio asegurado por el tercer puesto en el campeonato por equipos (Team Racing), detrás de Singapur y Thailandia. Pero una de las mayores alegrías del día llegaría a la hora de hacer algunos cálculos y comprobar que también habían quedado terceros en la denominada "Copa de la Naciones" que premia al país con mejor sumatoria de puntos en la clasificación individual. En este caso también quedaron detrás de Singapur y de Hungría que fue una de sorpresas del campeonato. Vale aclarar que para este trofeo se suman los puntos de 4 de los 5 timoneles. Si el reglamento hubiera previsto sumar los puntos de los 5 timoneles que es el máximo permitido por país, la Argentina hubiera quedado 2da. 


Esto es muy importante porque significa que nuestro país ha vuelto a recuperar el nivel y prestigio que supo tener otrora con varios títulos mundiales en su haber.  Hacia mucho tiempo que no se conseguía un podio en el Campeonato por Equipos y más aún en la Copa de las Naciones. Sin lugar a dudas esto es mérito de los deportistas, que son los verdaderos protagonistas, pero también es el fruto de un trabajo planificado a nivel de cada club, de la Asociación Argentina de Optimist, la Federación Argentina de Yachting y el Enard. Justamente esta delegación viajó a este Campeonato Mundial y al Sudamericano previo gracias al apoyo del Enard. Por ello los chicos quisieron agradecer desde Polonia a todos los que hicieron posible este sueño, a su entrenador Juan Manuel Briones, a la team leader Ana Zapiola, a sus padres, a sus amigos y familiares que los estuvieron alentando palmo a palmo desde Argentina y al Enard que solventó este viaje, haciéndose cargo del costo de los pasajes, inscripciones, alquileres de barcos entre otros gastos del viaje.

Prensa AOA


No hay comentarios: