domingo, 4 de mayo de 2014

Por primera vez, una expedición viajará hasta la “isla de basura”

El velero equipado con tecnología de exploración en el Puerto de Martinica
Una expedición científica partirá el próximo 5 de mayo (si el clima acompaña) hacia el “7° continente”, una gigantesca isla de basura donde se acumulan los residuos de plástico en los océanos, en este caso, justo en el Atlántico Norte.

El año pasado, durante otra expedición al Pacífico, “pudimos constatar que las islas de basura existen”, explicó Patrick Deixonne, 49 años, que lanzó el proyecto tras toparse con la isla de contaminación del Atlántico durante una carrera de remo en solitario en 2009.
“Esta vez sabemos lo que vamos a encontrar, vamos a intentar poner en marcha cosas que nunca se habían hecho para estudiar el fenómeno”, agrega este ex bombero de la Guayana.
Un equipo de nueve personas zarpará desde Martinica en las Antillas el 5 de mayo a bordo de un catamarán de 18 metros. La expedición –organizada con el CNES, la agencia espacial francesa, la ESA, la agencia espacial europea, el centro de investigación francés CNRS y la institución científica Mercator Ocean – durará tres semanas.
Prueba. En la isla de basura del Pacífico hallaron estos restos de zapatilla.
La zona se conoce desde hace unos años. Y si bien los investigadores determinaron que los residuos flotantes que forman este “7° continente” tardan menos de 60 días en llegar desde las costas estadounidenses hasta la zona de acumulación, la gigantesca isla de plástico se formó con desechos arrojados desde las tres Américas. Sin embargo, el mayor caudal proviene del norte.
Fueron arrastrados por corrientes superficiales y, por una circulación ciclónica de vientos, se aglutinaron en una zona de convergencia, en el legendario mar de los Sargazos.
“Vamos a intentar alcanzar el corazón del giro oceánico justamente allí, en el centro del mar de los Sargazos, un lugar con mucha historia”, en el Atlántico norte, dijo el explorador Deixonne.
Se sabe que millones de toneladas de basura llegadas de las costas y los ríos flotan en los cinco principales giros oceánicos, los torbellinos gigantes que crean las corrientes marinas en todos los océanos, donde la fuerza centrípeta lleva los desperdicios hacia el centro y los acumula hasta formar una “isla”.
El explorador se propone estudiar los cinco giros y el año próximo partirá hacia el del Atlántico sur, con la meta de cartografiar las zonas contaminadas utilizando sistemas de radar.
(FUENTE: CLARIN.COM)

No hay comentarios: