lunes, 9 de diciembre de 2013

El presidente del CACEL espera que “reconsideren la implementación de un impuesto irracional”


El titular de la Cámara Argentina de Constructores de Embarcaciones Livianas (CACEL) Miguel Mooney criticó la modificación de los impuestos internos a los bienes suntuosos que gravan de igual manera a las embarcaciones fabricadas por industria nacional y a los autos de alta gama o los jets privados de origen externo: “el gobierno ha mezclado dos rubros” y “Lo que han hecho es ponerle una pistola en la cabeza a la industria náutica” dijo crudamente.



“El gobierno ha mezclado dos rubros en la misma ley: uno los autos importados de alta gama que se llevan divisas y (por otro) la industria náutica, formada por pymes, empresas familiares de dos o tres generaciones, de excelente calidad, y que dan trabajo a 8 mil personas directas y 10 mil indirectas” explicó Mooney en declaraciones al espacio radial de InfoBAN en FM Estación Tigre 93.5.

El empresario adujo que las fabricaciones de la industria no son comparables con los otros bienes afectados por la norma. “Existe una confusión cuando se habla del mercado náutico: el 88% son embarcaciones de menos de 7 metros, no son todos mega yachts” aseguró. 

“Con este impuesto irracional lo que han hecho es ponerle una pistola en la cabeza a la industria” añadió. 

“Le hemos sugerido al gobierno que aumente un 75 por ciento los aranceles de importación, llevándolo del actual 20% al 35” planteó Mooney como una alternativa viable y que permitiría diferenciar entre importado y nacional.

A su vez, recordó que “ya vivimos esto con (el ministro de Economía de la última dictadura militar José Alfredo) Martinez de Hoz, el cierre de astilleros y talleres que trabajaban para ellos. La industria es sumamente artesanal con muchas horas/hombre y la intervención de muchos gremios” afirmó.

Finalmente, Mooney aseguró que “Cacel ha tomado contacto con los sindicatos y le hemos enviado notas al Jefe de Gabinete (Jorge) Capitanich, a la secretaria de Industria (Debora) Giorgi, diputados, senadores, para que reconsideren o revean que no tienen nada que ver los autos de alta gama que no se producen en el país con una industria absolutamente nacional que da trabajo a mucha gente”.

El texto que modifica la ley 24.674 de impuestos internos y ya fue aprobado por Diputados, estipula en el apartado de embarcaciones concebidas para recreo o deportes y los motores fuera de borda que paguen una alícuota del 30% cuando su precio sin impuestos se encuentra entre los $22.000 y $170.000 y del 50% cuando su precio sin impuestos sea superior a $170.000. 


(FUENTE: INFOBAN.COM - FOTO: ARCHIVO RUMBO CERO NÁUTICA)

No hay comentarios: