miércoles, 25 de septiembre de 2013

Remontada épica del Oracle Team USA en la Copa América


El Oracle Team USA consumó ayer una remontada para la historia y lo que es más importante, retuvo la Jarra de las Cien Guineas, que es el trofeo que se otorga al vencedor, y nunca mejor dicho, de la Copa América de vela en una regata final en la bahía de San Francisco, a cara o cruz, en la que dominó al Emirates Team New Zealand sacándole una ventaja de casi un minuto tras una nueva demostración de táctica y navegación.

(TEXTO: Raúl Andreu - FOTO: AGENCIA AP)

El barco del billonario Larry Ellison se impuso por 9-8 en la tercera ocasión en que la final se dilucidaba en la regata decisiva. La primera fue en 1920 y venció el 'Defender' y la segunda en 1983, cuando el australiano Alan Bond arrebató después de 132 años de supremacía yanqui la Jarra al entonces intocable Dennis Conner.

Nuevamente incapaz de superar al 'Defender'

El Emirates Team New Zealand fue nuevamente incapaz de superar al 'Defender' americano patroneado por un australiano, James Spithill, quien en 2010, con 30 años, fue el skipper más joven en ganarla (en Valencia al Alinghi suizo).

El Oracle superó en un prodigio de último match race, el 19, a los 'kiwis', que mandaban por un contundente 8-1 hace justo una semana, estando por tanto a una sola victoria más de conseguir la Jarra de las Cien Guineas. Los de Dean Barker estuvieron a punto de lograrla el pasado viernes.

Resurgió de sus cenizas

Sin embargo, el Oracle resurgió de sus cenizas logrando ocho victorias parciales consecutivas que hicieron posible el sueño de protagonizar una gesta insólita sobre las aguas de la bahía de San Francisco, frente a la mítica isla de Alcatraz.

El barco de Ellison, en el que sólo figura un americano en la tripulación titular y hay dos españoles, Joan Vila y Manuel Ruiz Elvira, en el equipo de tierra, llevaba jugándoselo a un todo o nada desde hacía tiempo y su cambio de táctica y su catamarán dieron un giro inesperado al guión, con un Dean Barker, incapaz para encontrar respuestas y al que se acabaron las balas que tenía en la recámara.

No hay comentarios: