viernes, 7 de junio de 2013

Algún día navegarán barcos por el Delta a puro sol y viento


Siguiendo los pasos de Cristóbal Colón, el Turanor Planet Solar ha sido el primer barco de gran envergadura en cruzar el océano Atlántico impulsado sólo por la energía del sol y por la voluntad de su tripulación de dar a conocer las posibilidades que tienen las fuentes renovables a la hora de abastecer de energía a todo el planeta.
La capacidad técnica de las energías alternativas crece a ritmo potencial en la medida que el precio del petróleo sigue por las nubes (los 10 dólares por barril tipo Brent ahora no baja de los U$ 100).

Imaginemos el Delta surcado por barcos silenciosos, que combinan la energía sola con la energía del viento. Imaginemos un viaje a Colonia o Carmelo impulsados por la energía silenciosa y limpia del sol. Los Astilleros de la Capital de la Náutica, ya deben empezar a ver, que, además que para recargar baterías, la energía solar también sirve para mover los motores. Para una energía cada vez más escasa en petróleo, la energía solar aplicada a viviendas, automóviles, carga de baterías o para la navegación, resultan algo atractivo.

Iniciativas como la de este catamarán solar son fundamentales, ya que constituyen un símbolo para nuestra civilización sobre la necesidad de apostar por las energías renovables, dado que pueden dar respuesta a todas nuestras necesidades energéticas. En palabras de uno de los miembros de la tripulación, Martin Vosseler, “gracias a este viaje, estamos lanzando un claro mensaje sobre la llegada de la era solar”.

Los paneles fotovoltaicos instalados en la cubierta del barco han permitido que durante los 6.400 Km. recorridos desde Chipiona (Cádiz) hasta la Martinica, con escala en las islas Canarias, no se haya consumido petróleo, por lo que no ha habido ni emisiones a la atmósfera ni vertidos contaminantes al agua. Un ejemplo claro de cómo la energía solar aplicada al transporte marítimo puede evitar desastres ecológicos similares al que se está viviendo actualmente en la bahía de Algeciras.

Necesitamos noticias como estas, noticias que nos hagan ser optimistas sobre el futuro que nos espera. Toda nuestra energía puede provenir del sol. Lo que necesitamos es que políticos, empresas y ciudadanos estemos convencidos de ello y apostemos por las renovables ya que son las únicas que nos pueden hacer superar la crisis ecológica y política que estamos viviendo a escala global por los combustibles fósiles.

En un futuro próximo, la mayoría del transporte marítimo, y también muchos barcos recreativos, podrán propulsarse con energía solar. A través de la presentación de este viaje impulsado por el sol, los ecologistas quieren resaltar el papel fundamental que han de tener las energías renovables en esta y otras muchas áreas para lograr un desarrollo sostenible. Al mismo tiempo, hace un llamamiento para que los gobiernos, empresas y ciudadanos apuesten por el ahorro energético y se impulsen las energías limpias.

Gustavo Protomastro
Biólogo (UBA), Máster en Ingeniería y Gestión Ambiental (UPC, Barcelona)
Twitter: @escrapear
protomastro@gmail.com

No hay comentarios: