lunes, 21 de enero de 2013

Advierten dificultades en el dragado de Martín García


(FUENTE: DIARIO LA NACION)

El dragado del canal Martín García, que generó una gran polémica y una investigación judicial por la sospecha de que se ofrecieron sobornos en su contratación, dejó ayer de estar a cargo de la empresa Riovía, una subsidiaria de la holandesa Boskalis. El trabajo que venía realizando esa compañía desde hace 12 años, será realizado por barcos estatales de Argentina y Uruguay, según anunciaron autoridades de ambos países.

Sin embargo, la Argentina no cuenta aún con un plan de operaciones para dragar el canal, admitieron a LA NACION altas fuentes oficiales, a pesar de que en tres meses (incluso antes, si hay una gran crecida) se puede cubrir de sedimentos el fondo del canal e impedir la navegación hacia el Paraná. "Estamos esperando instrucciones", dijo un funcionario del Gobierno que coordina esas tareas.
Los gremios de dragado y balizamiento y de capitanes fluviales, advirtieron -ante la consulta de LA NACION- que aun cuando se ponga en marcha el operativo, no se podría realizar sin un importante apoyo logístico, porque si bien las dragas están funcionando, para operar necesitan el soporte desde tierra de personal, combustible y repuestos que demanda una campaña de esta magnitud.
Pero desde el Gobierno negaron que existan problemas: "El Gobierno uruguayo dijo que podía dragar con sus propios recursos. Imagínese entonces nosotros. Es obvio que una operación así requiere apoyo logístico. La Argentina hace tareas de dragado mucho más complejas que ésta. Tenemos profesionales muy valiosos, de mucha experiencia, y equipamiento para hacer estas y otras tareas mas difíciles".
Juan Carlos Schmid, secretario general del gremio de Dragado y Balizamiento, y aliado al líder de la CGT Hugo Moyano, discrepó. Dijo a LA NACION que "el equipamiento está al 50%. Para arreglar una draga se desarma otra. Nuestras tripulaciones hace mas de una década que no operan en esas aguas. Habría dificultades serias de apoyo logístico, porque es necesario el aprovisionamiento permanente de combustible, lubricantes y repuestos desde una base fija cercana. Es más una aventura que otra cosa".
En el mismo sentido se pronunció el capitán fluvial Oscar Verón, delegado General de ATE Vías Navegables: "Las embarcaciones las tenemos, pero hay falta de aporte del Ministerio del Interior, pues dependemos de ellos para los repuestos y elementos de seguridad. Tenemos los matafuegos vencidos y no pagan los viáticos. Si no hay apoyo, no se puede hacer".
Una draga funciona como una aspiradora que absorbe el limo, la arena y la tosca del fondo del río. Algunos tipos especiales permiten cortar con trépanos el fondo mas duro. La Argentina cuenta con la draga Santa Fe, de 1979, que opera en el dragado del río Uruguay, con base en Concepción del Uruguay; y la Mendoza, también de 1979, que está en Mar del Plata y que permitió el ingreso de la Fragata Libertad el 9 de este mes. Uruguay cuenta con una draga y llamó a licitación internacional a mediados de año para adquirir otra multipropósito, según la Resolución de Directorio 271 de la Administración Nacional de Puertos.
El canal Martín García -eje de un conflicto diplomático con Uruguay en 2012 por denuncias de coimas- es la autopista por donde circula la carga desde y hacia el Paraná y se complementa con el canal Emilio Mitre, que conecta el Paraná de las Palmas con el puerto de Buenos Aires. Ambos deberían tener la misma profundidad, pero mientras el Mitre tiene 34 pies (10,3 metros), el Martín García tiene 32. (9,7 metros).
La idea de Argentina y Uruguay es crear una empresa binacional que se haga cargo de la obra, pero para eso se requiere intervención del Parlamento de ambos países, dijeron fuentes diplomáticas en Uruguay.
Riovía dejó ayer de facturar el peaje en el canal Martín García y lo entregó a la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP), mientras sigue abierto un concurso de precios y una licitación internacional, convocada y paralizada por decisión de ambos países ante el escándalo de los sobornos.

No hay comentarios: