martes, 27 de noviembre de 2012

Los rescatados en Pinamar salieron sin elementos de seguridad básicos

El único recaudo que tomaron los tres amigos al meterse el domingo al mar con la moto de agua y el inflable fue llevar un chaleco salvavidas cada uno. Pero más allá de esa precaución, no tenían abordo ninguno de los elementos de seguridad básicos que exige Prefectura Naval para salir al agua: no llevaban bengalas de mano, ni bengalas con paracaídas, ni espejo, ni equipo de radio VHF o HT.


Tampoco respetaron la norma que prohíbe salir desde un lugar que no sea una bajada permitida: en el caso de Pinamar, la única habilitada hasta el 15 de diciembre es la que está frente al edificio de Prefectura, en el centro de la Ciudad, a 50 metros del muelle de pescadores. En cambio, lo hicieron desde la zona norte –donde están los paradores La Frontera, Sport Beach y El Más Allá–, célebre tanto por su belleza natural de dunas y playas anchas como por la sobrepoblación de 4x4 y menores manejando cuatriciclos. Tal vez porque no cumplían con las reglas es que tampoco avisaron a Prefectura de la salida, otra acción obligatoria.
“No está permitido salir sin ningún elemento de seguridad y tendrían que haber avisado. Salieron a ‘cuerpito’ gentil, sólo con un chaleco salvavidas cada uno. Nos enteramos por un llamado al 106, el teléfono de emergencias náuticas, y nos avisó la Policía que estaban desaparecidos”, aclaró a Clarín el prefecto mayor Walter Guido, jefe de Prefectura Mar del Plata, con jurisdicción sobre la Costa Atlántica, de Pinamar a Mar del Sur.
Hasta ayer a la noche, la preocupación de las autoridades era la salud de los tres hombres, pero luego ellos deberán declarar en Prefectura y posiblemente se les inicie un sumario.
Según estimaciones, entre Pinamar y Mar del Sur hay registradas unas 1.500 embarcaciones de todo tipo, pero en verano ese número aumenta notablemente porque llegan de otros lugares, sobre todo motos de agua. Por esa densidad de embarcaciones, en Prefectura aseguran que situaciones como ésta son cotidianas. “Durante el verano tenemos dos rescates de este tipo por semana en toda nuestra jurisdicción. Lo que pasó hoy (por ayer) es lo más normal”, comentó Guido y detalló que los problemas más serios en temporada alta están en Pinamar, Villa Gesell y Cariló.
“La gente no escarmienta, van con su 4x4 y su moto de agua, nadie sabe a qué hora salen, cuántos salen, si tienen carnet náutico o de timonel, si la documentación concuerda con la embarcación. Y nosotros necesitaríamos muchísima más gente para controlar toda la costa”, detalla el prefecto mayor. Y si bien aclara que “la mayoría cumple”, reconoce que apenas uno de estos casos “pone en alerta todo el sistema”.
(FUENTE: CLARIN.COM)

No hay comentarios: