martes, 11 de septiembre de 2012

Laura Abalo, antes y después de Londres 2012

Laura, brazo en alto en un festejo, junto con Gabriela Best

María Laura Abalo tiene 31 años, es vecina de San Fernando y una de las mejores representantes argentinas en remo. En los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 fue doble madallista de Oro, en Cuádruple Femenino y Dos Remos Largos Sin Timonel,  junto a Gabriela Best. A tres semanas de su participación en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y a un día de reanudar sus entrenamientos con la selección argentina de cara a varios compromisos a futuro, el pasado miércoles Rumbo Cero Náutica almorzó con ella en el restaurant Bongó Club de Martínez, en donde la entrevistada, fiel a su estilo fresco, simpatía y ganas de hablar que la caracterizan, respondió a varias preguntas.



¿Cómo comenzaste en el remo?

Siempre hice deporte. Desde el colegio que practico varias actividades porque me lo permitió el físico (mide un 1, 82 metros). Siempre jugué al básquet, también al vóley, handball, softbol…
Mi interés por el remo se dio casi de casualidad. Mi papá siempre estuvo relacionado con el agua, siempre fue al Delta de Tigre a remar en su bote de paseo. Un día, de los que tuve tiempo porque el colegio doble turno me demandaba bastante, lo acompañé a remar por el Gambado y otros ríos conmigo al timón y quedé realmente maravillada; principalmente por lo que es el delta en general, es un lugar mágico. De allí en más un remero veterano amigo de mi padre fue quien le recomendó que empezara en el Buenos Aires Rowing Club. Y cuando llegamos al club y vimos al entrenador, Jorge Molina, le dijo: “Acá te traigo una campeona” (se ríe). Y así fue mi comienzo, a los veinte años, tarde para lo que es el común en el inicio en este deporte.

¿Es un deporte con poca cantidad de mujeres a nivel argentino y latinoamericano?

Para que te des una idea Gabi y yo somos las únicas dos chicas de nuestra categoría, Mujeres Senior  A. Y cuando conformamos el Dos Sin, a diferencia de otros países que tienen muchísimas Mujeres Senior A, nosotras debimos entrenarnos con los varones, ya que no hay otros Dos Sin femeninos en la Argentina…y casi que en Latinoamérica. No es un bote que se frecuente remar acá, más que nada por el fisiotipo requerido (altas, largas, etcétera).

¿Y cómo fue el paso del Single al Doble?

Lo loco es que Gabriela y yo venimos las dos del Single, éramos rivales, rivales de no hablarnos-resalta entre risas- y cuando comenzamos en esta categoría en 2009 era juntarse quince días antes de los campeonatos importantes (ella es de Rosario) siendo muy difícil adaptarse a la técnica y a los movimientos de los dos remos largos. Y fue ese año en que se hizo una evaluación de toda la selección corriendo al máximo los dos mil metros, quedando nosotras dos como las mejores. Allí el entrenador Pancho Pfaab nos dijo: “No importa que se lleven mal. Van a remar ese bote”. Y así fue como comenzamos a remar más, a convivir más, hasta que viajamos al mundial en Polonia en donde por el poco tiempo juntas obtuvimos un muy buen noveno puesto.

Luego durante todo 2010 no remamos juntas. Pero por mi parte competí en Single, Doble Par, Cuádruple…pero no en la categoría nuestra, con la que al año siguiente también viajamos a los Panamericanos de Guadalajara.

Gabi y Lau en pleno entrenamiento, en la Pista Nacional de Remo

¿Cómo fue la preparación para esos Juegos Panamericanos?

Lo curioso es que tanto Gabi como yo, con diez años de competencia en Single a cuestas, era lógico que anduviéramos mejor en Doble Par, ya que es como el Single pero de dos. Pero lo cierto es que no sé por qué andábamos mejor con los remos largos, de características y movimientos muy diferentes. Lo que sí uno quizás trae del Single, por el hecho de estar solo y competir contra uno mismo, es la mentalidad muy ganadora y que se puede volcar también en equipo. Pero hay que seguir puliendo la técnica porque hay países que tienen más de una pareja en esta categoría, con duplas como la rumana, de tres participaciones en juegos olímpicos, por ejemplo.

Pero hablando puntualmente del entrenamiento previo a los Panamericanos, desde comienzos de 2011 yo me entrené muy fuerte en el agua sola y en el gimnasio del Club San Fernando, en donde me preparo todos los días.

Después viajamos a correr a Canadá dado que allá la categoría nuestra es muy popular. De allí el mundial de Eslovenia, clasificatorio para el Panamericano, en donde nos enfrentamos a Estados Unidos, Italia, Rumania y Alemania. Las alemanas en la final nos terminaron ganando por menos de un segundo y dos metros. Yo estaba re “caliente” pero Gabi me tranquilizó al hacerme ver la buena regata que habíamos hecho camino al hotel y a partir de allí junto al entrenador decidimos empezar a darle con todo a ese bote.

Y en Guadalajara ganamos por amplio margen en Dos Sin y con Gabi, Milka Kraljev y Clara Rohner también metimos un Oro en Cuádruple.

                                                                            ¿Y la previa para Londres 2012?

Para los olímpicos apostamos a clasificar en Dos Remos Largos Sin Timonel. Fue muy duro. Nos matamos todo el varano de 2011 para 2012 con mucha máquina en el gimnasio, con trabajos muy específicos en el aparato de remo y muchas salidas al agua. Nuestro preparador físico fue Carlos Medeiro, altamente reconocido por sus trabajos en otros deportes. En abril arrancamos una gira preparatoria ya que en mayo participábamos en el Preolímpico en Suiza, en donde clasificamos para Londres 2012.

Y en los Juegos Olímpicos se notó el desgaste de la gira previa. Luego de Italia y Suiza llegamos a al lago Dorney, lugar de competencia, poco menos de un mes antes. Pero previamente tuvimos la oportunidad de entrenarnos en donde se disputó hasta la semana anterior la Henley Royal Regatta, en ese lugar tan histórico y especial para cualquier remero. Es un evento de remo muy popular, bien tradicional, británico al máximo: hasta se visten de época los locales. Corren solamente dos botes porque es la cantidad que cabe en esa parte angosta del río Támesis. 

¿Y una vez en los juegos con qué campeonato se encontraron?

Nos encontramos con rivales muy difíciles, bien preparados como es propio de los países con los recursos para dedicarle cien por ciento a entrenarse. Pero también creo que nos jugó un poco en contra la gira previa que te comentaba: setenta días en los que participamos en tres copas del mundo, Italia, Suiza, Alemania…para este último país ya estábamos muy cansadas. Luego Gabi y yo nos aislamos veinte días porque es necesario y recomendable posterior a vernos tanto las caras. Y cuando volvimos a remar costó entonar y agarrar bien el ritmo del bote nuevamente.

El primer día de la serie hicimos una buena regata y veníamos bien en relación a Rumania y Alemania pero una metida mal de la pala nos retrasó. Luego, en las semifinales, no sentíamos bien el bote y eso que le dábamos una rosca bárbara. La pista era increíble, enorme, bien preparada para remo pero tenía la contra de que era dispar con respecto al viento. Y al tocarnos  la parte que no estaba al reparo, cuando soplaba cruzado, remabas re duro y no sacabas ventaja. El último día encima nos tocó la peor cancha y poniendo todo no cumplimos con los objetivos. El tema del viento nos perjudicó mucho, sin dudas. Esperábamos de un sexto a un octavo puesto y el noveno que obtuvimos me dejó un sabor amargo pero al poco tiempo se me pasó y dije “hasta Río no paro”.

¿Cómo es el entrenamiento en general?

Hay épocas de más trabajo en el gimnasio y períodos de menos. En la pretemporada es más fuerte el tema máquinas. Cuando me entreno con el Club San Fernando salgo con el bote Single y ahí tengo todo mi equipo para eso. Y cuando me convocan a la selección argentina para Sudamericanos, Panamericanos y ese tipo de instancia, nos preparamos en la Pista Nacional de Remo en Tigre con dos botes de mi categoría.

¿Qué rol juega la contención psicológica y familiar en su alta competencia?

Es muy importante. Gabi trabaja mucho con psicólogo y tuvimos muchas charlas con él los tres en las instancias importantes. Yo además tengo un coach ontológico y en lo que hace a la familia, los parientes de mi compañera estuvieron en Londres mientras competíamos en los juegos olímpicos.

La entrevistada junto a Rumbo Cero en Bongó Club (Dardo Rocha 2002)

¿Cómo sigue tu carrera deportiva?

Llegamos el 1 de agosto de Londres, Gabi y la familia se fueron a pasear por Europa y es al día de hoy que no la veo; viene bien un parate, sin dudas. Mañana (N de la R jueves 6 de septiembre) comienzo a entrenarme con el seleccionado y cuando estemos las dos juntas charlaremos con respecto al futuro junto a nuestro entrenador. En lo personal, quiero seguir remando ese bote con mi compañera y continuar trabajando con miras a los Juegos Olímpicos Rio de Janeiro 2016. Luego de ver la final de Londres dije: “Se puede”.

Sabemos de otra pasión tuya además del deporte…

Sí. El periodismo (sonríe). Me encanta todo lo que es comunicar (N de la R: comentó al lado de Gonzalo Bonadeo para TyC Sports el Preolímpico de Remo realizado en Tigre en marzo de 2012) y colaboro con notas gráficas de remo para la Municipalidad de Tigre. Me apasiona la comunicación, la gráfica, la tele (participó de co-conductora en un programa de cable) y cuando me tocó ir como deportista entrevistada descubrí también que me enamoré de la radio, de su parte relajada y además es sabido que me gusta mucho hablar. Es importante a través de la comunicación darle un empujón desde donde se pueda a mi deporte.
Hacia las 15 termina el almuerzo y entrevista en Bongó y Laura nos cuenta que pasa por su casa en San Fernando para a las 17 estar en el club arriba del bote. Más real no puede ser el encuentro plasmado en esta nota. Un antes y, sobre todo, un después de los Juegos Olímpicos con mucha cerrera deportiva aún por recorrer. O, mejor dicho, por remar…

(ENTREVISTA: Lic. Ezequiel del Valle - FOTOS: Tomás Vela)

(AUSPICIÓ LA NOTA: 2 FURNISH)

No hay comentarios: