lunes, 11 de junio de 2012

Marta Martínez, “La Reina de las Tejas”, recuerda sus mejores momentos navegando a vela


Marta Martínez, al frente de su comercio Tejas Marta Martínez

Tal a vez a Marta Martínez, vecina de San Isidro de toda la vida, hoy se la conozca más por su comercio de tejas en Martínez (valga el juego de palabras) en donde además de ofrecer sus excelentes productos, tiene una de la más importantes colecciones de tejas de la Argentina, traídas de diferentes partes del mundo y de todas las épocas.  

Pero  Marta siempre recuerda una gran pasión que la marcó desde que nació: la vela. Ya entrando a su coqueto comercio y oficina de la calle Italia 1930 se alternan las tejas con fotos familiares  y objetos que hacen al mundo del agua.


Poco para decir de esta foto: puro placer por navegar

“Mis tíos estuvieron al frente de la revista Yachting Argentino y yo trabajé muchos años en la parte de suscripciones,”, comienza contándole a Rumbo Cero Náutica la también apasionada por todo lo que tenga que ver con la naturaleza. Y qué mejor actividad que la navegación para estar en contacto con ella: “Ellos tenían un velero, el Alejandro-bastante conocido en el ambiente-, con quienes me iba a Barra de San Juan seguido”, relata orgullosa, mientras nos agrega que “fue por ver a mi tío y a mi tía, o más conocidos en la náutica como Marido y Marida, terminar el trabajo en la revista para poder pasar varios meses recorriendo las costas de Uruguay y Brasil, que me surgió la inquietud de hacer lo mismo que ellos”.

Con la simpatía y las ganas de contar que la caracterizan, nuestra entrevistada recuerda: “Allá en San Juan nos encontrábamos y pasábamos muy lindos momentos con  familias y gente a la que se la conoce mucho en la vela, como Pablo “El Lobo” Gianelli o Hernán Álvarez Forn, más conocido por sus aventuras náuticas, relatos y libros como Hormiga Negra”.


Un ejemplar de Yachting Argentino

Cuando se le consulta acerca del Alejandro, lo primero que le viene a la cabeza a Marta es que “es hermoso, de madera con cubierta de teca. Y después tuvieron el Marida, un trimarán de los primeros en el Río de la Plata”. Por otra parte, para cualquiera que se suba a un velero es lindo que le cuenten que los  tíos corrieron varias veces a Río de Janeiro, como también prestar el oído a las anécdotas: “En las escapadas los fines de semana a Barra, realmente nos escapábamos porque faltaba al colegio los viernes y el lunes llamábamos a Buenos Aires diciendo que había tormenta y no podíamos salir de puerto. Mis padres se lo creían a medias y así era que nos quedábamos unos días más”, recuerda con mucha gracia.

La pregunta obligada es cómo de revista Yachting Argentino se volcó al comercio de las tejas: “Fue por mi padre, que no era náutico pero sí jugaba al rugby en el SIC y en Deportiva Francesa, quien empezó con la venta de tejas. Y al enfermarse de la cadera unos cinco años antes de fallecer  es que empecé a trabajar con él, al principio estaba en los dos trabajos, pero cuando Marida vende la revista al poco tiempo me dediqué únicamente al trabajo actual. Hoy  llevo adelante sola Tejas Marta Martínez”.


Las historias náuticas no pararon durante la entrevista

“La Reina de las Tejas”, como le dicen cariñosamente en el ámbito de la náutica, no quiere terminar la entrevista sin mostrarnos su hermoso comercio, en donde se matiza la historia de cada teja de la colección, algunas del 1700, varios detalles de la religión Budista, animales de adorno que denotan tanto su pasión por la naturaleza como la atracción de la buena suerte y la protección, sumado a un velero clásico de madera doble proa en miniatura y las fotos familiares de los viajes por diferentes puntos de la costa uruguaya: “Además de Barra de San Juan nos gusta mucho Colonia y Carmelo”.

Un “pequeño gran” detalle: “Por Italia 1930 pasan muchos navegantes que la conocen a Marta. O más lindo dato para finalizar la nota, muchos han ido de casualidad dada la buena reputación de su comercio. De allí en más, el emotivo reencuentro y las charlas es fácil imaginárselas…


MÁS INFO DE TEJAS MARTA MARTÍNEZ: