sábado, 30 de junio de 2012

Lock, una cerrajería de años, también dedicada a la platería

Cerrajería náutica y platería, otro de los fuertes de Lock

Cerrajería Lock, uno de esos comercios clásicos de la zona norte, es propiedad de la familia Sinópoli, con Alberto y Horacio al frente. A Alberto se lo ve la mayoría del tiempo en el vistoso local emplazado en la calle Don Bosco 1110, de Las Lomas de San Isidro, pero está acompañado de un numeroso equipo de trabajo, muy profesional y siempre bien predispuesto a las demandas de una importante cantidad de clientes. El lugar recibe también trabajos de cerrajería náutica, dedicándose además a un rubro bastante específico, que es la platería.

Las piezas de plata quedan como nuevas

Quien pasa la puerta de Lock, contradiciendo en un juego de palabras el nombre de la marca, encuentra la apertura y amplitud de productos y servicios relacionados a la actividad, ofrecidos por quienes nos salvan cuando perdemos, nos roban o nos olvidamos las llaves para siempre en algún lado, muchas veces a horas incómodas para contratar casi cualquier otro servicio.

“Empecé trabajando hace unos 35 años de cerrajero en una cerrajería muy grande de un amigo y luego me independicé y me vine a Las Lomas hace veintiocho años; estuve siete en la calle Diego Palma antes de desembarcar en Don Bosco”, cuenta Alberto, siempre atento a la gente que entra y sale del negocio para que sea atendida con la excelencia característica por otros miembros del personal: “Más allá de que el fuerte nuestro son los trabajos a domicilio y las llaves en el acto, también hacemos restauración de herrajes, baños, pulidos, y restauración de platería. Nos dedicamos además a la colocación de sistemas antipánico y vendemos, reparamos y abrimos cajas fuertes”.

Con respecto a la platería, punto fuerte a la hora de hablar de decoración tanto para el hogar como en una embarcación-cada vez más demandadas estas piezas en dicho mundo-Alberto explica que “siempre hicimos restauración de herrajes y eso incluye baños galvano plásticos, que son pulidos, laqueados, niquelados y cromados. Y en el emplatado se realiza este mismo trabajo pero con diferente material, entonces hace varios años que empezamos a emplatar juegos de té, jarras, bandejas, cubiertos, etcétera”, a lo que agregó haciendo hincapié: “No es un trabajo fácil pero nosotros lo hacemos muy bien, de manera muy responsable y con una taller de primera calidad”.

Ante la pregunta de si es muy demandado este tipo de labor, el reconocido cerrajero aseguró que “sí, más al cobrar un precio accesible. Por suerte tenemos muchísimos trabajos de este tipo”. Cabe aclarar que el noventa por ciento de las piezas que recibe Cerrajería Lock “quedan perfectas, se les saca los bollos, golpes, agujeros; se suelda en plata, bronce y estaño”.
Con respecto a la trayectoria y a la confianza en la zona norte, Alberto Sinópoli cuenta que “ya son generaciones que vienen a nuestra cerrajería por la cantidad de años que estamos. Incluso clientes que se mudan de San Isidro, muchos que se han ido por ejemplo a Pilar, siguen tomando nuestros servicios por la calidad de trabajo y por la confianza”.

En este último punto el entrevistado resalta a modo de conclusión: “La confianza es fundamental. Vos me traes una llave y el único que la tiene sos vos y yo, nadie más. No pasa por otra mano”. 

Horario de atención:

Lunes a Viernes de 9 a 13 y de 15 a 20 hs.
Sábados: de 9 a 13 hs.

Teléfonos:

(011) 47 23 56 37
(011) 15 44 18 55 97
(011) 15 44 07 80 31

No hay comentarios: