sábado, 31 de marzo de 2012

Cinco heridos al quedar a la deriva un crucero en Filipinas


Un crucero con unas 1.000 personas a bordo, que quedó a la deriva hoy en el mar al sur de Filipinas tras un incendio, fue reparado y navegó a Malasia, dijo la guardia costera filipina. Cinco miembros de la tripulación resultaron heridos.

El Azamara Quest informó el sábado a la guardia costera que sus sistemas de electricidad y propulsión han sido restablecidos y el buque avanzaba lentamente rumbo a Sandakan, Malasia, su próximo destino tras zarpar de Manila el jueves, de acuerdo con el portavoz de la guardia costera, teniente comandante Algier Ricafrente.



El crucero transportaba 590 pasajeros y 411 tripulantes, señaló.

Un navío de la guardia costera llegó al lugar para prestar ayuda al crucero.

El fuego en el Azamara Quest comenzó la noche del viernes. Las llamas envolvieron uno de los cuartos de máquinas pero fueron apagadas de inmediato, informó en un comunicado Azamara Club Cruises, la empresa operadora de la nave.

Agregó que ninguno de los pasajeros resultó herido a causa del incendio, sin embargo, cinco miembros se intoxicaron por inhalación de humo, entre ellos uno que resultó lesionado de gravedad y necesitó atención en hospital.

El barco siniestrado quedó a la deriva el sábado en el Mar de Sulú, aproximadamente a 130 kilómetros (70 millas náuticas) al sur del arrecife de Tubbataha, en las Filipinas, dijo Ricafrente. La zona se encuentra entre Filipinas y la isla de Borneo, dividida entre Brunéi, Malasia e Indonesia.

Azamara Club Cruises es parte de la firma Royal Caribbean Cruises Ltd. Azamara Club Cruises y su rival Carnival Corp. han padecido una caída en las reservaciones tras los accidentes graves de cruceros ocurridos este año.

En enero, el crucero Costa Concordia de Carnival encalló y escoró frente a la costa de Italia con resultado de 32 personas muertas.

No hay comentarios: