domingo, 15 de enero de 2012

Un jóven oriundo y vecino de Tigre es campeón argentino de Jet Ski



Aureliano Masulo, de apenas 16 años y que vive con sus padres en Rincón de Milberg, obtuvo el primer puesto en la categoría Standard Pro, correspondiente al Campeonato Argentino de Invierno de Jet Ski. “En mi escuela, el Marcos Sastre, no me creen que mi desafío es ser campeón del mundo”, expresa el juvenil.



Su voz entrecortada, la mirada tímida. Mantiene un perfil muy bajo a la hora de presentarse, pero aun siendo escasas sus palabras, le permite al lector entenderlo todo de él: “Mi nombre es Aureliano Masulo, tengo 16 años. Nací, me crié y vivo en Tigre, el lugar más lindo que existe y desde donde sueño cada día ser campeón mundial de Jet Ski”.

Lo que anhela cada día, Aureliano de a poco lo va cumpliendo. Con el apoyo de sus padres, abuelos, tíos y primos, pero más aún con la constancia suya en cada entrenamiento, y a su vez con la voluntad de sobreponerse a varias dificultades que le trajo la vida, como una operación en sus oídos donde corrió el riesgo de perder la audición (aún mantiene problemas de un lado).

Todavía tímido, típico de la edad, así describe sus comienzos: “En el Jet Ski arranqué con mi papá muy de chico, en lagunas de Benavídez. Ya a mis 10 años competía. Pero tuve que abandonar casi dos años por problemas de audición. Incluso me tuvieron que operar, fue una etapa muy difícil, aunque con la fuerza que me transmitía mi familia y compañeros de la escuela pude sacarlo adelante”.

Su regreso fue con todo: “Volví a competir, a demostrarme que tenía las condiciones para pelear arriba. Lo escuché mucho a mi papá, me entrené con todo en el club Juventud de Rincón, haciendo boxeo”, deporte que todavía practica en el mismo lugar. Y sigue: “De pronto, llegué a ser campeón argentino de invierno en la categoría Standard Pro”. Sobre este deporte algo desconocido para la mayoría, Aureliano cuenta: “La maña del piloto es lo que marca la diferencia, porque las máquinas son todas iguales. Hay que tener un buen estado físico y manejar adecuadamente”.

Como todo adolescente, tiene sus sueños a cuestas: “Mi próximo objetivo es pasarme a la categoría Libre, competir contra todos. Pero lo que me desvela es ir al Mundial en Estados Unidos, que se realiza todos los años. Mi desafío es ser campeón del mundo. El problema es el costo muy alto, y por el momento en mi familia no podemos pagarlo”.

Deporte amateur que se le dice, el municipio de Tigre se acercó a él y su familia para demostrarle su apoyo y le entregó una carpa y ploteo para la próxima competencia en Costa del Este.

“Estoy agradecido a todos. Lo nuestro es a pulmón y por amor, recibimos también mucha ayuda de los vecinos y de un mecánico, Maxi, de la calle España, que nos da una mano muy grande y le agradezco de corazón”, cuenta el jóven deportista, hijo único de la unión de Alejandra y Rafael.

Por último, el campeón que cursa segundo año del colegio Marcos Sastre de Tigre, quiere acercar más gente al deporte que tanto lo apasiona: “El Jet Ski es muy sano, familiar y tiene muchísimos chicos en competencia”.

No hay comentarios: