viernes, 11 de noviembre de 2011

Grumete, un clásico bien argentino


La clase Grumete cuenta con una muy rica historia y una buena flota en las aguas de nuestro país, sobre todo en el Río de la Plata. El dibujo, presentado en sociedad por Germán Frers en 1940, fue el origen de muchos y exitosos barcos de este tipo, construidos mayormente en las décadas del sesenta y setenta. La clase ha perdurado a lo largo del tiempo y con propietarios apasionados por este velero, quienes lo han preservado y cuidado como a un verdadero objeto valioso.


El Grumete participa en los campeonatos nacionales e internacionales más importantes del calendario náutico y también tiene sus propias competencias, siempre marcando presencia en base a su elegancia y buen navegar; tres tripulantes en regata, según el reglamento, deben combinar técnica, táctica y, según cuanto sople, también se torna bastante físico.

Muchos propietarios y /o timoneles conforman junto al barco uno de esos rivales difíciles en cada regata y suenan ya como un clásico que no puede faltar en nuestras canchas: El Banana, de Germán Frers; el Ayax, de Horacio Maffei; el Arlequín, de Diego Brauer; el Taita, de Juan Carlos García. Y la lista sigue con nombres como Shark, Mi Viejo, Antares, Camoatí, Vagabundo y muchos más.




El Yacht Club Argentino, el Club Náutico San Isidro y el Club de Pesca y Náutica Las Barrancas concentran una buena cantidad de Grumetes y organizan diversos campeonatos para estos pura raza del agua, entre los que se cuentan las Copas Germán Frers y Eduardo Grognet, el Campeonato Desafío y, por su puesto, el Campeonato Argentino de la clase.

“Lo extraordinario es que nuestro yachting no posea un barco de precio económico comprendido entre los pequeños barcos de regata como el Snipe o 4.50, o nuestros clásicos barcos de regata Río de la Plata, 22 Metros y 5 metros”, declaró Don Germán cuando presentó su nueva creación en la revista del YCA, allá en 1940.


Lo destacable es que este velero de 7,20 metros de eslora y 1,9 de manga, setenta años después, sigue siendo la atracción de ya tres generaciones de navegantes, sea para navegación de placer o en competencia, ya que se puede navegar de manera tranquila como también planear.

Además, es la clase que más color le pone a las regatas y más cariño despierta cuando vemos pasar alguno al lado de nuestro barco.



FUENTES:


Asociación Argentina de Clase Grumete http://www.grumete.com.ar/


Yacht Club Argentino http://www.yca.org.ar


Blog del barco Vagabundo http://grumetevagabundo.blogspot.com/



NOTA: entrevista publicada en el N° 3 de REVISTA BOATING, del Boating Club, de la cual el director de esta página (Lic. Ezequiel del Valle) fue fundador y editor.


No hay comentarios: