viernes, 28 de octubre de 2011

Nunca se bajan de un barco, siempre serán heroes...


Mi nombre es Marcelo Pozzo y soy uno de los sobrevivientes del hundimiento del Crucero Gral. Belgrano, hecho ocurrido allá lejos, en mayo ’82.

Mi pasión por la náutica nació durante mi adolescencia cuando empecé a timonear viejos snipes de madera, en el Club de Regatas San Nicolás. Y esa pasión me acompaña desde entonces, materializada a principios de los ’90 cuando logré comprar mi primer velero y que desde entonces, mantiene ese “cable al agua” que necesitamos todos aquellos que la abrazamos.


En enero de este año adquirí el “Magia”, un CP30 muy conocido entre los nautas del YCCN Olivos, y lo primero que se me ocurrió fue compartir esta pasión con algunos compañeros con los que vivimos aquella tremenda experiencia.

Sólo divulgar mi idea, apoyado en Internet, generó una lista de más de 30 voluntarios, entre los que se cuentan oficiales, suboficiales y ex-colimbas. Y estoy seguro que no es la pasión por la náutica lo que nos une, ya que muchos de ellos nunca subieron a un velero, sino el espíritu de grupo que se forjó a bordo del CRUBE y que nos acompaña en nuestra vida cotidiana.

Apoyados en uno de los preceptos asentados en nuestro “Decálogo de la Última Tripulación del CRUBE”, queremos honrar la Memoria de nuestros Héroes, participando de la Regata Olivos – La Plata, Copa Escuela Naval Militar, como homenaje de un pequeño grupo de sobrevivientes a los que dejaron todo.

Además, esta regata es bien conocida en el ambiente náutico, más que por lo exclusivamente deportivo, por la camaradería que motiva acercarse a nuestra Armada, visitando la Escuela Naval y participando en las actividades que se organizan en sus dependencias. Y si de camaradería se trata, la Última Dotación del CRUBE estará representada por el “Magia”, por sus 6 tripulantes y por nuestros 323 Héroes que nos acompañarán siempre.

(GENTILEZA: YACHT CLUB CENTRO NAVAL: http://www.centronaval.org.ar/)

No hay comentarios: