lunes, 3 de octubre de 2011

La Prefectura rescató a un lobito marino que perdió el rumbo

Efectivos de Prefectura auxiliaron, ayer al mediodía, a un lobito de mar que se encontraba nadando desorientado, en la desembocadura del Río San Antonio, a la altura del Aguaje Julia (San Isidro).

El animal fue detectado por personal de la institución, que pudo comprobar que el lobito navegaba sin un rumbo fijo, chocándose con los juncos y objetos de la costa, por lo que se procedió, con sumo cuidado, a extraerlo del agua, con la ayuda de otro medio de Prefectura que se encontraba cerca del lugar.

Tras proveerle agua y comida, el mamífero fue trasladado al Acuario del Zoológico de la Ciudad de Buenos Aires, donde, tras una revisación médica intensiva, cumplirá una cuarentena para posteriormente ser devuelto a su hábitat original.


Los profesionales del Zoológico indicaron que se trata de una especie de lobo de dos pelos, de una edad aproximada de dos años y que su estado de salud es regular.

Cabe destacar, que este tipo de ejemplares son oriundos de la Colonia de Lobos ubicada frente a Punta del Este (República Oriental del Uruguay).