miércoles, 17 de agosto de 2011

Al Timón del "Artemis", Santiago Lange fue colisionado en Cowes


Entre el 6 y el 12 de agosto, el mundo de la alta competencia en vela puso sus ojos en el sur de Inglaterra, y más precisamente en la isla de Cowes, donde esa semana se disputó la quinta fecha de las Extreme Sailing Series, el circuito en el que catamaranes de 40 pies (12,19 metros) de eslora compiten en duelos uno a uno a pocos metros de la costa, desarrollando vertiginosas velocidades y protagonizando espectaculares incidentes, con tumbadas y colisiones al por mayor.


Uno de estos episodios, precisamente, fue protagonizado por Santiago Lange, que en esta oportunidad volvió a competir al timón de un catamarán, aunque mucho más grande que el Tornado con el que ganó una medalla de bronce para Argentina en los Juegos Olímpicos de Pekín (2008).

En el segundo día de regatas, el "Artemis" fue duramente colisionado por popa por el "Groupe Edmond de Rothschild" (Francia) en una virada de boya. Y aunque dos tripulantes de la embarcación francesa cayeron al agua, no hubo heridos de gravedad. Sin embargo, Lange debió ser atendido en un hospital, donde recibió varios puntos de sutura en una mano.


La flota de 12 catamaranes concentró a la elite del yachting internacional, con un total de 48 tripulantes en competencia que sumaban, 82 títulos mundiales en diversas clases, 57 récords deportivos y 30 participaciones en Juegos Olímpicos, incluyendo las de Santiago Lange, Medalla de Bronce en Atenas 2004 y Pekín 2008.

La presencia de público también marcó un récord para la Extreme Sailing Series, ya que fueron 72.500 las personas que visitaron el "Extreme Village" y disfrutaron de las regatas a vista e consta plagadas de incidentes. Bajo condiciones de viento generalmente duras, además del choque con el "Artemis", el "Edmond de Rothschild" volvió a chocar en la última jornada, esta vez contra el italiano "Luna Rossa", y rompiendo su bauprés. Otro de los momentos más vibrantes se vivió cuando, en el tercer día, el local John Pink -olímpico en Clase 49er- tumbó su embarcación -el "Aberdeen Asset Management"-, destrozando el mástil.


La dureza de la competencia se haría aún más evidente al día siguiente, cuando por primera vez en los cinco años de historia del circuito, se suspendieron las regatas debido a las adversas condiciones de viento y marejada, demostrando que aún estos "extremos 40" tienen un límite...

Para Santiago Lange, esta vez, ese límite surgió esta vez cuando a raíz del choque con el "Edmond de Rothschild", el "Artemis" no tuvo posibilidades de hacer las reparaciones necesarias a tiempo para volver a las regatas en Cowes. Recordemos que con el "Artemis" de la Clase Extreme 40, el estudio Juan Yacht Design que lidera el también argentino Juan Koudjoumdjian prueba sus desarrollos para el equipo sueco que desafía a la próxima Copa América. De manera que Santiago Lange tomó inmediatamente un avión a Cascais (Portugal), donde se sumó al resto del Artemis Racing Team, en el torneo inaugural de la America's Cup World Series.

En las AC World Series, diez catamaranes de 45 pies (13,72 metros) de eslora respaldados por poderosos consorcios de todo el mundo compiten por la posibilidad de desafiar al defensor de la mítica Copa América que se disputará en 2012.

La Copa América es considerada la mayor y más exclusiva competencia del yachting de máximo nivel mundial, sólo parangonable con la Fórmula Uno del automovilismo.

(FUENTE: Aufet & Asoc)

No hay comentarios: